martes, 20 de octubre de 2009

CRITICA DE GABRIEL PERALTA

Para admirar a Verónica Díaz Benavente
Imprimir
Enviar por email
Y ahí esta esa cantante -que son todas las cantantes- llevando al espectador por distintos territorios musicales.Cada nueva canción lleva consigo un historia y dentro de esas historias un personaje.La condición multifacética de Verónica Díaz Benavente, tanto en la construcción de personajes como en cada genero musical que encara (le otorga el registro justo tanto a un tango, a un bolero, o una aria de opera) permite que el transito por cada momento de la vida de esta cantante despierte emoción.Díaz Benavente en sus textos hace hincapié, con humor y ternura, en aquella mujer siempre a punto a dar el salto al estrellato y que por una razón u otra no lo consigue, y es desde el prisma de esa mujer (algo envidioso, pero siempre admirativo) que se verán mediante relatos y canciones a artistas iconos del espectáculo, como Libertad Lamarque, María Callas y Edith Piaf. No revelaremos aquí el final del espectáculo ya que el mismo brinda más de una sorpresa.Liliana Pecora, desde la dirección, le otorgo una aceitada dinámica en la combinatoria de palabras y canciones, y aprovecho para el desarrollo de las escenas las posibilidades espaciales de la sala.Son muy buenos tanto los arreglos como el acompañamiento musical del pianista Julián Caeiro, e inclusive se atreve a ciertos movimientos escénicos.Mujeres que cantan es un espectáculo para admirar los dones de actriz y cantante de Verónica Díaz Benavente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

verodiaz99gmail.com